Videojuegos

Final Fantasy 6: Explicación del saber de Kefka

Final Fantasy 6 es uno de los juegos de rol más influyentes jamás creados. El juego de SNES es famoso por su modo de empujar el sistema-7 sobremundo y el trabajo de sprites, que los fanáticos podrán experimentar nuevamente una vez a través de Final Fantasy 6 Pixel Remaster. Su modo de juego es el clásico Final Fantasy en su forma más refinada, con los predecesores de la materia de FF7 y Limit Break presentes para agregar estilo y profundidad adicionales. Si bien el excelente sistema de trabajo de Final Fantasy 5 se ha eliminado gradualmente, el enfoque de Final Fantasy 4 hacia los personajes que representan trabajos ha vuelto y es mejor que nunca.

Una de las cosas por las que Final Fantasy 6 es mejor recordado son sus personajes. La escritura en FF6 está bien hecha y se las arregla para mantener la mayor parte de una lista jugable masiva relevante e interesante. Independientemente de la traducción que uno prefiera, el elenco y sus diversas dificultades y gestos encantan a muchos. Quizás el miembro más encantadoramente vil de ese grupo repleto de estrellas es el villano principal, Kefka Palazzo. Este mago bufón loco se incrustó firmemente en las discusiones sobre el mejor villano de los videojuegos al cometer atrocidades en nombre del Imperio Gestahliano y su propia diversión enfermiza.

RELACIONADO: Final Fantasy: 10 mejores cosas sobre The Pixel Remasters

¿Quién es Kefka Palazzo?

Explicar quién es Kefka no lleva mucho tiempo. Kefka Palazzo (deletreado “Cefca” en japonés) es el principal antagonista de Final Fantasy 6. Sirviendo como mago de la corte del Imperio Gestahliano, Kefka fue su primer Caballero Magitek experimental, dándole la habilidad de usar magia. Este proceso fue encabezado por Cid de FF6, y Celes es un ex Caballero jugable. Sin embargo, el proceso aún no se había perfeccionado y la infusión llevó a Kefka a un estado maníaco homicida. Ahora actuando y vistiéndose como un payaso sediento de sangre, Kefka siguió siendo una élite poco leal en el ejército hasta que se volvió contra el emperador Gestahl. Tomando el control de la Tríada en Guerra para convertirse en el dios de la magia, Kefka usó su poder para destruir el Mundo del Equilibrio. Después, se contentó con aniquilar gradualmente los asentamientos restantes de World of Ruin desde lo alto de su torre hasta que los héroes del juego lleguen para derrotarlo de una vez por todas.

Ese es el alcance del papel de Kefka en la historia. En el camino de convertirse en un ser ascendido, destruye varios asentamientos para el imperio, pero es más una fuerza de destrucción que un personaje tridimensional. Incluso la parte de que Kefka es un prototipo de Magitek Knight solo se revela al jugador si se infiltra en Vector sin ser atrapado y habla con el camarero. No se sabe nada sobre su vida antes de convertirse en el bufón loco que ven los jugadores; Parece que los desarrolladores siempre habían tenido la intención de que Kefka fuera un villano encantador pero simple, ya que World of Ruin no era originalmente parte del alcance de FF6. El desarrollo del juego que progresaba tan suavemente fue la razón por la que los jugadores pudieron ver un lado más contemplativo de su persona. Fue una suerte que esto sucediera, ya que los fanáticos de lo contrario no tendrían un villano que podría decirse que rivaliza con Sephiroth de FF7 en influencia.

RELACIONADO: Final Fantasy: los 5 villanos más intimidantes (y 5 por los que no puedes evitar sentirte mal)

Kefka era un nuevo tipo de villano de Final Fantasy

Debido a su simplicidad y diseño llamativo, Kefka tiene mucho espacio para la escritura entretenida. Con solo mirar su ropa, está claro que Kefka siempre estuvo destinado a ser un villano principal más cómico que cualquier Final Fantasy anterior. Su papel en el juego es similar a si Gilgamesh de FF5 se rebelara contra Exdeath y ganara el poder del Vacío sin dejar de mantener su habitual comportamiento incómodo. Esto fue liberador de alguna manera, ya que permitió a este importante personaje encarnar activamente la naturaleza cómica y dramática de Final Fantasy.

Esto es evidente desde el primer momento en que Kefka aparece en la pantalla. Según el director de Final Fantasy 6, Yoshinori Kitase, la escena en la que Kefka hace que algunos de sus soldados se quiten el polvo de los zapatos se insertó en el guión tarde, ya que sintió que la escena de introducción original era demasiado aburrida. Kitase lo escribió para dar a los jugadores una implicación temprana de que a Kefka le faltaban algunos tornillos, y esto fue demostrado por Kefka quemando Figaro poco después. Aún así, incluso en medio del asesinato de inocentes, Kefka siempre encuentra tiempo para una buena broma. Incluso como el dios más contemplativo de la magia, Kefka arremete contra la fiesta por sus melodramáticos discursos de “libro de autoayuda”. Es este comportamiento único entre el panteón de villanos de Final Fantasy lo que hace que Kefka se destaque.

El ascenso de Kefka a la divinidad

El otro rasgo principal que hace especial a Kefka es que, técnicamente, ganó. Kefka usurpa los planes del emperador Gestahl de obtener poder ilimitado a través de la Tríada Guerrera y se convierte en el dios de la magia. Incluso una vez que es derrotado, el lugar de Kefka como la representación cósmica de toda la magia significa que todos los hechizos, Magicite y Espers (incluida Terra) mueren con él. Los villanos de Final Fantasy no son ajenos a ascender a la divinidad, o algo equivalente, para luchar contra los héroes. Incluso el primer juego terminó con una pelea contra la forma mejorada de Caos de Garland, a quien se hace referencia en diferentes obras como un archidemonio o un dios oscuro. Kefka asciende en el punto medio de FF6, e instantáneamente usa este poder para arrojar al mundo a un páramo post-apocalíptico.

Puede que la forma piadosa de Kefka no siempre sea la que toma en las apariencias cruzadas, pero las imágenes del ángel caído, incluidas las referencias al poema Inferno de Dante Alighieri y la pintura de Miguel Ángel “La creación de Adán”, nunca se quedan atrás. De hecho, lo que le falta a Kefka en trasfondo y motivación compleja lo compensa con metáfora; su nombre es una clara referencia al escritor existencialista Franz Kafka, y las propias reflexiones filosóficas de Kefka son profundamente nihilistas. Kefka es la última alegoría de la destrucción sin propósito, a la que se opone un grupo de héroes sufrientes pero persistentes que creen en encontrar significado y felicidad en el tiempo que les queda. La noción de que el final filosófico de Final Fantasy 6 no habría sucedido en absoluto si el desarrollo del juego no hubiera ido tan bien es el cierre perfecto para las maravillas que hacen que Kefka sea tan memorable.

Final Fantasy Pixel Remaster ya está disponible en dispositivos móviles y PC.

MÁS: Explicación de la colección Fabula Nova Crystallis de Final Fantasy